Guardar un prolongado silencio


Han pasado unos cuantos días desde mi último post. Para muchos he estado desaparecido. Lo cierto es que, hablando metafóricamente, he estado paseando por una antesala de mármol pulido, con grandes columnas de capiteles grecorromanos. Al final de la antesala había una puerta de roble con un intricado dibujo en relieve, que justo ahora me encuentro abriendo con bastante paciencia. Ante tal presentación de mi ausencia en la red, muchos no tendrán ni idea de lo que estoy hablando, otros podrán como mucho imaginárselo. En fin, momentos de cambio, el caso es que guardaba un deseo impresionante por volver a escribir en mi olvidada droga literaria. Por supuesto tambíén he echado mucho de menos los blogs que me suministraban mi dosis diaria de lectura. Y es que la placentera droga me envuelve en su alfombra mágica y me transporta por cielos sin nubarrones. Desde arriba se ven las cosas pequiñitas, insignificantes. Cuando bajo, siempre acabo teniendo una perspectiva donde todo alcanza otras dimensiones más grotescas, así intento mantenerme en un vuelo medio,para ver las cosas tal como son.



Este mundo es treméndamente complicado y simple a lavez, tan mezclado lo uno con lo otro, que todo resulta una burla para nuestro cerebro...nos confundimos, no sabemos si complicamos nosotros las cosas o las cosas son complicadas en sí. En realidad, todo depende del momento en el que nos encontremos...Muchas veces es mejor no hablar, guardar un prolongado silencio, compartir esa conversación muda, vivir viendo el tiempo pasar...hay que disfrutar de las pequeñas cosas...a colación, aconsejo "La elegancia del erizo" un libro hasta el momento inmejorable, para degustarlo con cada palabra, una obra de arte...



En fin, ando por los madriles de nuevo, así que no sé cuándo podré escribir de nuevo, espero que sea lo antes posible porque si no, me muero por el síndrome de abstinencia. Muchos besos a todos!!!!

3 comentarios:

Verònica dijo...

Hey!!! Hola!!! Que lindo que estes acà de nuevo!!! Me alegra mucho mucho de verdad volver a "verte", con estas palabras tan llenas de certezas, que noto tan sentidas y como dicen uds entonces "enhorabuena" tu prolongado silencio.
Entiendo ese vuelo medio y me parece lo ideal suponiendo que lo ideal exista. Te abrazo y cuando quieras espero tu vista, esa a la que me tenias acostumbrada, Vero

Antoñito dijo...

Que el silencio no sea prolongado eh? Que me tienes acostumbrado a uno por semana (más o menos) y no quiero que me quites mi droga..jaja...Un abrazo neng!

Dr. Flasche dijo...

"Este mundo es treméndamente complicado y simple a lavez"...no me habré peleado veces con este pensamiento...me cachis!!!

un fuerte abrazo desde bcn