¿Qué será?

Esperando con imapciencia un futuro que no termina de comenzar. Tómate una taza de té o de café y mira por la ventana. Tras las cortinas te espera algo nuevo. No puedes saber qué es, tampoco sabes muy bien si quieres saberlo. Con paciencia afrontarás eso del mundo real que pronto asomará al otro lado de la calle. Espera, no tienes prisa. Tómate tu tiempo para pensar qué es lo que ocurre ahí abajo. Tómate el tiempo para analizar plácidamente cómo se comportan esas personas que a tu vista quedan como simples hormiguitas de un lado para otro. Sé capaz de adelantarte a los movimientos que los demás hacen. ¿Dónde quieres estar tú? ¿Quieres ser como ese chico del abrigo rojo, indeciso pero impulsivo?, puede que demasiado, no ve que tiene que hacer las cosas con tranquilidad para que le salgan bien. ¿Quieres ser como ese emjambre de personas que se dirigen al mismo sitio?Mira aquella mujer del vestido negro, se asegura hasta cinco veces de que no viene ningún coche por ningún lado; así no cruzará nunca, porque siempre hay coches. Respira hondo, toma aire y nota como tus pulmones separan un poco más tus costillas, que tu esternón se abre después de largo tiempo oprimido. Cierra los ojos y nota como corre la sangre a través de cada una de tus venas, cómo llega a cada parte de tu cuerpo, cada vez más alejada. No se oye nada. No hay bullicio que me impida pensar. Hoy por fin tienes tiempo para pensar. Mejor dicho, hoy por fin te diste cuenta de que necesitas tiempo para pensar. Abre los ojos, la luminosidad te ciega. Sólo tienes que esperar a que la adaptación de tus ojos haga su función y controle la cantidad de luz que debe entrar. Tómate una taza de café y mira por la ventana, deja que el tiempo pase delante de ti, lo observarás y podrás decidir por ti misma sin condicionamientos externos. Regálate el tiempo que necesitas.

2 comentarios:

Maquita dijo...

Por fin...gracias por abrirme la puerta.

Fany dijo...

...lindos pensamientos para nuevas apariencias....
Enhorawena...i like it ;)