J'ai deux amours

No he desaparecido, sigo aquí. Sigo tan aquí, en este mundo, que el tiempo se me queda pequeño. Quien diga que los profesores no trabajan es claramente porque no ha trabajado de eso (si le importa su trabajo, claro). En muchas ocasiones me he plantado delante de la pantalla, con los dedos ansiosos por teclear; y tal como lo hice, baje la tapa del portátil y me fui a acostar, en busca de una nueva mañana.
Se podría deducir que ando estresado del párrafo anterior. No es eso. Sólo tiempo ocupado. Estos días me sirven para ir conociéndome poco a poco, ir desdibujando las pinceladas de realidad que nos rodean, el mundo que nos abraza y que, a veces, resulta tan extraño. Hace unos días alguien me dijo que no entendía cómo se ponían a manifestarse en la puerta del McDonald's contra el maltrato animal. Yo, mientras, pensaba: "pues porque quieren unas condiciones adecuadas para el desarrollo de los animales, etc". Entonces me sorprendió con lo que continuó diciendo: "¿Cómo es que pueden ponerse con eso cuando justo la misma calle está llena de putas"...A veces, nos centramos en corregir cosas en nuestra sociedad, olvidando que existen otras que causan más daño, que son más malignas y que existen mucho antes de que llegase nuestro capitalismo occidental actual.
Y dando un salto, dejando el tema a la deriva, ayer fui a un concierto de Madeleine Peyroux. La conocí hace ya un tiempo y al saber que venía a Madrid no dudé mucho en ir. Preciosa voz, nueva diva del jazz en nuestros tiempos, Madeleine arrancó aplausos, "guapas" y consiguió que la gente se levantase ante el poder de su embriagadora voz. Os dejo un video que alguien robó de la última canción extra que nos brindó.
Y con nada más que comentar (aunque muchas cosas en el tintero) os dejo hasta la próxima, intentando poder escribir más de lo que hago últimamente.
Buenas días mañaneros, buenas tardes semnescentes, buenas noches insomnes.



6 comentarios:

Antoñito dijo...

Buenas tardes amigo, te veo filosófico. Norrmal, está cambiando tu vida totalmente. Pero no por ello te olvidas de lo que más te gusta. A mí este tipo de música no me va, supongo que no la he escuchado mucho. Un abrazo

Isra dijo...

q gusto verte por aquí:) ya pensé q estabas perdido por ahí en estos madriles tan grandes y voraces

q gusto descubrir nuevos músicos, no me cansaría de escuchar nuevas voces, nuevas miradas...

para el próximo concierto de lo q sea (casi) avísame;)


un abrazo!!

La Camarera dijo...

Qué bien volver a leerte!! Y cuánto comparto contigo lo de sentir cómo el tiempo se nos resbala. Pero ese estrés, a veces nos permite saborear aún más algunos momentos de STOP como el que cuelgas.
Preciosa voz, sí. Me sabe a capuccino, lluvia tras los cristales y una de besos senescentes en el sofá. ¡Marchando una de subjetividad! :)

Verònica dijo...

Josito! que bueno que estes acà, aunque claro, nunca te fuiste, pero mi contacto con vos, son tus letras o mejor dicho, "sos tus letras".
Entrada reflexiva, que lindo es darse cuenta de que hay gente pensando en el mundo para bien, y hay mucha.
Màs allà de las prioridades me parece interesante y sano que las personas se ocupen de cosas que como mundo no colaboran a nuestro crecimiento, a nuestra felicidad.
Despues vuelvo a escuchar la canciòn,

ABRAZO!


Vero.

Dr. Flasche dijo...

miralo, que linda música nos trae...

UnMontOndeCosasSinSentidOo dijo...

El Tiempo Dueño del Destino!..No nos deja Predecir Lo inevitable! =D