Brújula con imán. Capítulo 1

Está claro: tengo que perderme para encontrarme. Alguna especie de retiro, alejarme de todo cuanto me define para poder escribir de nuevo las páginas de una autobiografía enrarecida. No digo que no me guste la vida que tengo, es más bien una cuestión de "aligerar el peso". Estableciendo un símil, que no sé si alguien llegará a comprender, es como si no tuviese ni un duro, pero aún así recorro todas las tiendas de ropa. Ojeo, me pruebo cosas, reviso, me miro al espejo...pero no compro nada. Tengo que hacerme de dinero. Tampoco para comprar mucho, sólo algún pantalón que voy necesitando ya...a ver...creo que me estoy liando en mi propio ejemplo. Lo que quiero decir es que navegar en un mar de dudas es complicado, todo el mundo sabe eso, pero cuando además las dudas ni siquiera son reales, la cuestión se complica...¿Veis como tengo que hacer una limpieza? Está todo tan emborronado que es imposible ver la figura correctamente. La figura...me gusta la palabra: fi-gu-ra. Éste es el término que da sentido y que complica aún más mi vida. Las figuras en sí...mi vida sería mucho más sencilla sin ellas. Imaginaos aquella cosa por la que suspiraís. Imaginaos ahora que esta cosa que tanto adorais pasa continuamente por delante de vuestras narices sin que podais si quiera acercaros. Vivo entre las figuras...y me atormentan. Una vez, alguien me dijo que lo que yo vivía era pasión por las figuras. La pasión puede ser el arma más fuerte, pero además algo traumático...escapa a la razón, se guía de un impulso incontrolado, y escapa de tu ser como lo hace la lava en un volcán. Los volcanes maravillan, pero asustan y son destructivos...¡y yo amo a las figuras femeninas!.

5 comentarios:

Verònica dijo...

Què gusto me diò pasar por acà. Leer èsto. Siento que estoy en lo mismo o parecido que es casi igual. La pasiòn, los impulsos... armas de doble filo profe!!!. Me gustò el ejemplo de ir por las tiendas, de probarte de todo sin llevarte nada. Fuiste claro. Y el final... rematò cualquier final que una hubiese podido prever-preveer.. ¿? como sea.. me vino un lapsus.. algo asi.
Mi ùltima entrada difiere pero creo que al mismo tiempo coincide, fijate. Te mando un beso, y porsupuesto, estoy la semana que viene con los colores =). Vero.

Antoñito dijo...

Tronco, a ewstas alturas andas asÍ? jajaja......Yo sé que he de hacer pa digamos encontrarme a mí mismo: Irme a un sito sólo, donde nadie me conozca, y tener tiempo para pensar. Por ejemplo, Pamplona me sirvió taco para identificarme con cierto sector de la sociedad. Pero allí sí conocía a gente y no es lo mismo. Ale, un buen viajecito solo y verás que bien. Un abrazo neng

Sinfónica dijo...

Heyyy, parece que no me has leído, ya escribi en lo del color! buscame!
no comentare lo de watchmen porque no alcanze a saber toda la banda sonora, lo siento me aburrí y la corté.
Y si con anonimo, que no es anonimo para mi estamos prendido el uno del otro, jaja, creo que me inclino por el mediterraneo definitivamente, él es de tu tierra también!.

maloles dijo...

Las figuras femeninas son altamente amables. Pero más las masculinas (en mi caso). jajaja

Gracias por desearme un buen viaje. Lo ha sido, por descontado:)
He traído fotos de regalo!xD


Muas!

Dr. Flasche dijo...

¡toma y yo!

Tío, vuelvo de mi viaje y encuentro a todo el mundo hablando de cosas que me 'suenan' mucho!

porque lo del enredo...

un abrazo q me habéis alegrado la tarde!