¿Fruterías por Atocha?

Tengo casa. Por fin. Hecho nada desdeñable, ya que me he pasado unos cuantos meses dando vueltas de un lado para otro y siendo un parásito hogareño. Me quedo el mes de junio. Julio es un mes de vuelta a mi tierra. Sustituiré el ajetreo de personas desconocidas por el ritmo adormilado de gente de toda la vida...Ahora vivo en Atocha, un lujo para ir al trabajo, 20 minutos y estoy allí (lo que para la gente perspicaz supone dormir más). Queda nada para acabar el curso y llego en el último momento. Contento y tranquilo. Sin prisas, ya está jugada la carrera; sabiendo que el año que viene podré instalarme desde el principio en un sitio sin tener miedo a no poder pagar el alquiler por falta de fondos económicos.
Siento que ha ocurrido un giro en mí. Estoy más tranquilo y voy dejando que las cosas vayan cogiendo su propia inercia, sin forzar nada. Hago lo que me apetece cuando puedo hacerlo, y si no, no pasa nada, ya podré. Mi miro al espejo y estoy tranquilo...y cuando lo hago, aún así, no dejo de pensar que todo se puede mejorar...estar mejor de lo que estoy, tener menos de unas cosas, tener más de otras...Soy normal, me gusta ser normal, y aún así, me gustaría ser especial...¿le hecho la culpa a la sociedad por ello? ¿soy yo el culpable? ¿lo es mi infancia y me siento frustrado? No creo, sólo quiero ser un poco mejor para ti...para que me desees sí o sí, te mueras por mis huesos y "te enloquezcan mis carnes", como dice Buika. ¿Existes o no? No lo sé, no sé bien quién soy...me contradigo constantemente..."el perro del Hortelano" me han llamado alguna vez. Seguramente sea verdad...pero aún así, me sigo considerando "una ganga", me vendo al mejor postor...siempre que sea mujer claro...pero ahora que miro, ¡si no tengo puesto el cartel de venta! Tengo que ponerme las zapatillas, salir a la calle y fijarme en las fruterías. Las fruterías siempre te saben vender el producto, te lo ponen ahí fuera, todo ordenado y de colores y con una cartulina donde marca el precio bien grande...que puede ser caro, pero lo ves así y crees que es un ofertón...Las cosas eran más sencillas antes. Te casabas y punto. No había cuestión, "con una por y para siempre"...tampoco quiero eso, pero...no me vendo....tengo que salir a ver fruterías.

7 comentarios:

Verònica dijo...

Escribiendo como he visto que escribis y pensando de la manera que refleja tu blog la verdad es que no creo que tengas que ofrecerte de tal manera o de tal otra.. sos quien sos y asi està bien.. y lo de normal, bueno, eso esta en duda, jaja (broma, es broma!) pero si, va a pasar, esas personas para las que somos especiales estan ahora mismo en algun lugar vaya a saber uno haciendo què... Y se me vino a la mente Ismael Serrano.. "que andaràs haciendo ahora..."
Besos! Y que bueno lo del techo!
Vero.

Dr. Flasche dijo...

Vengo con dos promesas. Una, es que volveré con un macrocomentario, largo, denso, como a mí me gustan, porque esta entrada me ha gustado mucho. Y quiero responder con calma.

La otra, que te prometo que algún día te voy a llevar a la boquería de Barcelona...ya verás, ya que fruterías

así que lo prometido deuda es,

un abrazo

Sinfónica dijo...

que te crees! no me has saludado, la otra vez te dije hola y nada, yo vengo con reclamos, con mala hostia como dicen en tu tierra, no soy normal y quiero serlo, y no culpo a nadie, :(
no se trata de sindrome premenstrual ni cosas hormonales, estoy cansada y aburrida, quiero comer bananas!, estoy escribiendo inconexamente, aggg!

Solindonga dijo...

Me alegro mucho de que por fin tengas hogar. No se puede ir por ahí de sintecho, mi amor.

Mercedes^ dijo...

Me ha encantado esta entrada.
Preciosa la foto, super apetitosa; enhorabuena si es tuya, y si no, por la elección.
Llegué aquí por casualidad, pero me he enganchado. Volveré para leerte.

Isra dijo...

eyyyyy pues anda q no ando yo por esa zona... xD
ahora más q nunca, te veo un día por la taberna, no?
y si, yo también me quiero ver de vuelta, la verdad...

un abrazo!

Dr. Flasche dijo...

Vengo a altas horas de la mañana, aprovechando que mis amigos se han rajado y no hemos ido al cine, a cumplir mi promesa. De verdad, que quería comentar esta entrada con calma, porque habla de cosas que me son muy familiares.

¿Sabes? Cuando hacía la carrera, hacia el final, estaba muy, muy, pero que muy enamorado de una chica. La perseguí durante dos años, pero no hubo manera. Recuerdo que un día volvía a casa en el tren. Iba pensando como casi todo el tiempo en ella, cuando me colé en la conversación de un chico y una chica que iban sentados a mi lado. Recuerdo que la vida del tipo me impresioné y que pensé que a su lado yo era un piltrafilla. Así que llegué a la fantástica conclusión de que yo no era suficiente para ella, que ella merecía algo más que un tipo que yo.

“Soy normal, me gusta ser normal, y aún así, me gustaría ser especial”. Amigo este es uno de mis temas de reflexión favoritos. De él viene que te haya contado lo del párrafo anterior. No sé, pero creo que somos muchísimos los que nos sentimos así, y creo que este sistema de personas individuales, este capitalismo anónimo, este mercado nos frustra precisamente por eso, favorecer ese sentimiento es el mejor motor para el consumo. No vamos sin embargo, a culpar al sistema de todo. No soy tan ingenuo. Jopeta! Se puede decir tanto que tendré que repetir mi invitación a Barcelona [para que además cumpla mi segunda promesa!].

“Existes o no” […] Me vendo al mejor postor. Conozco este ruido, esta ausencia de paz, ese buscar desesperadamente en cada rostro el amor de tu vida. Ese cansancio derivado. Lamentablemente, sólo cuando no se busca se encuentra. Ay que salir, al encuentro, pero sin esperar nada. Es difícil de explicar, pero creo que me entiendes. Una cosa son la tenacidad, la esperanza y la fe, y otra muy distinta la obsesión del desenlace. Pero Joder, que difícil es adoptar esa actitud! Qué difícil!!!! Y como que quema!!!! No crees?

Vamos chico, que no sé si era a eso a lo que te referías, pero que me parece que te entiendo, porque yo me he sentido, me siento a veces igualito [con matices, claro porque no hay dos hombres iguales…]. Y eso es bueno, porque no estamos solos, porque nos tenemos los unos a los otros!!

Y con eso me quedo, porque me sirve para enviarte un afectuosa y cariñoso abrazo!!!