Sobre el Yoga y otras mentiras

"La vida te da sorpresas, soooorpresas te la vida..." He estado off, como muchos (no tantos) habeis podido comprobar. ¿Las razones? Múltiples, y no es cuestión de exponerlas aquí. Hace unos dias me reecontré con viejos amigos. Qué bonita sensación, saber que aunque pase el tiempo, verlos de nuevo es como si no hubiese pasado dos días desde la última vez. Lo cierto es que no guardamos muchas similitudes unos con otros, digamos que somos un grupo variopinto...pero nos respetamos y nos llevamos bien. No me pasa con todos la verdad. Con otras personas veo que existe tal distancia emocional o de ideológica o como lo querais llamar, que me es imposible incluso mantener una conversación tranquila. Las inquietudes de cada uno son diametralmente opuestas. 

Hace dos dias tuve una conversación muy interesante sobre la evolución de ciertas religiones y la influencia de la cultura escandinava, y ayer no pude ni hablar del tiempo...cuán diferentes somos unos de otros, es lo que hace bonito la vida, ¿no? Aunque también la hace muy complicada. Cada uno tiene su propio ritmo, su propio punto recorrido en una vida extraña. Encajar las piezas del puzzle no es siempre fácil y de ahí mi imposibilidad por mantener una relación (guiño a la independiente).

Estoy buscando algo que dicen que se llama felicidad. No sé si la he encontrado, de momento me siento más tranquilo cuando practico yoga... sí, he empezado a hacerlo por iniciativa propia. Me siento bien cuando lo hago, aunque mi espalda piense justo lo contrario. La pregunta que me hago es si tendré la constancia que siempre me ha faltado. Las posturas del pez y sobre los hombros se controla más o menos bien, en la de cuervo tendría que mantenerme más tiempo y con respecto a la de la cabeza....estamos en fase inicial. ¡Intento limpiar mi cuerpo! Aunque, sinceramente, si lo sigo haciendo como el jueves pasado y ese "venga otra ronda más" no sé si llegaré muy lejos...por cierto, la camarera me ha prometido una copa...me parece que ni de coña me la va a dar, pero me gusta vivir con la ilusión.

Vuelvo a estar en casita, pero espero que por poco tiempo (rezo (mentira) para que la administración haga bien su trabajo). Y durante mi estancia en la capital, me di cuenta que es uno de los cambios que necesito.

8 comentarios:

maloles dijo...

No sé qué decirte... a mí me gustaría hacer algo así como yoga, si tuviese tiempo. Pero es complicado.
Espero que todo bien, y que seas constante (aunque tu espalda sufra!!xD)


Muas!

Solindonga dijo...

Necesito preguntarte cómo sabes hacer yoga. Es decir, iniciativa propia, sí. Pero lo sacas de algún sitio.

Yo necesito paz interior.

Yo tamibén busco la felicidad. Pero la muy hija de perra sabe esconderse de la hostia.


* Disculpa mi desgraciado vocabulario.

Antoñito dijo...

Axo, yoga? Buff...qué pereza me da a mí aprender algo así....mi hermana está aprendiendo taichí (o como se escriba) y me parece un tanto.....ais...no sé como explicarte....Bueno, espero que te de resultados. Un abrazo!

Sinfónica dijo...

Hola... no dire nada con respecto al ·$%$&·") yoga, solo que nunca màs lo hare, si algùn dia nos encontramos en msn te cuento porque,
a pero pppfff, no tengo tu msn!

Dr. Flasche dijo...

Josito, josito...

Me vas un paso por delante, porque eso del yoga quería probarlo yo también, pero esto de las múltiples obligaciones no es que me mucho tiempo para intentarlo...

¿Sabes? Antes de que vinieras a verme esta mañana, yo ya tenía planeada una visita para un café rápido.

Tengo que proponerte una cosita que se me ha ocurrido esta mañana en el metro. Después de la semana del Color, que te parece la semana de la fruta y la hortaliza?? ¡Qué poco glamour! Te advierto no obstante, que yo ya estoy preparado, pero me gustará leer esos elementos en tus relatos...

un abrazo

david

p.d.

Ayer vi una chica monísima en el metro digna de uno de esos cuentos tuyos, parecía tan tímida, que seguro luego...y de la camarera, no le des el gusto de verte rogar! jajajajaa

Dr. Flasche dijo...

mejor después de semana santa...disfrutemos con calmade estos días!

y lo del vértigo, se admite el cumplido, aunque ya sabes que es una tontería...

Carla dijo...

Me gusto tu post. Lo relataste muy bien.
Te cuento que yo intente hacer yoga, pero no me gusto.

Darya dijo...

Mientras practicas el yoga parece que tu cuerpo estuviera dormido todo ese tiempo y ahora se despierta. Y con él tu mente y alma. ¿A lo mejor así se puede encontrar la felicidad, un puento de equilibrio entre tu cuerpo y mente?

besitos Josito!!

Por cierto, no vas a dejar de hacer yoga porque... tsss...¡que te veo!